Como ayudar a los hijos en su divorcio

06, marzo | Sin comentarios

Nos llega  un interesante artículo en el que se exponen las dificultades que atraviesan los hijos en situaciones de crisis de pareja, y en el que el Presidente de la Sociedad Española de Pediatría Social (D. Jesús García Pérez) facilita un total de 14 pautas a seguir en estos casos por los progenitores http://www.elmundo.es/salud/2016/03/05/56d9c28f46163fcb758b458b.html

De su lectura se desprende que lo decisivo es  “cómo ayudar a los progenitores”  en su ruptura o divorcio, ya que si los padres cierran de forma adecuada esta etapa de sus vidas los hijos también lo harán, pues son receptores de comentarios y aptitudes hacia el otro progenitor que sin duda van calando en ellos.

Por eso de las pautas destacamos dos centradas en los progenitores y en la superación de su ruptura:

  •  la 7 “Busque ayuda en familiares y amigos para manejar las emociones”.
  • ·la 13 “No se refugie en los niños para sentirse mejor (si necesita hablar, busque un amigo, no use a los niños como confidentes)”.

Porque resulta fundamental en estos casos contar con un punto de apoyo adecuado,  ya desde el inicio de la ruptura,  así como buscar (dándose el tiempo que cada uno necesite para ello) nuevas relaciones y actividades en que enfocar el día a día.

También  es interesante la recomendación  8 “Cuanto mejor esté con su ex pareja, mejor se encontrarán los niños”  que  aunque pueda parecer utópica,  no lo es si se plantea de una forma razonable. 

Porque aunque tal amistad resulta difícil sino imposible en la mayoría de los casos  -si uno se separa es precisamente porque no se lleva bien-,  no debemos olvidar que existen muchos grados de distancia entre el amor y la amistad,  y entre ésta y  el odio.  Y aunque no en todos los casos sea fácil, al menos debemos hacer el esfuerzo de mantener vías de comunicación abiertas.

También  en aquellos casos en que se ha puesto fin de forma amistosa, porque no basta con alcanzar un acuerdo de divorcio o separación, sino que una vez firmado dicho pacto o convenio, debemos procurar que exista un mínimo de  comunicación necesaria pues son todavía muchas las decisiones que hemos de tomar sobre los hijos comunes.  

Conclusión: Si seguimos estas tres pautas,   las demás se cumplen naturalmente - sin sobresfuerzo alguno-   de este modo evitamos problemas emocionales a nuestros hijos tras la ruptura. 

El resto de pautas las trascribo  por su evidente interés:

1.       Expresarles nuestro cariño constantemente y hablarles todas las veces que sea necesario de forma clara y honesta, escuchándoles bien y comprobando que no les queda ninguna duda.

2.       Dedicarles al menos unos minutos, preferentemente haciendo algo que les guste.

3.       Recordarles que no tienen la culpa de la separación, y que tampoco pueden hacer nada para unirles de nuevo.

4.       Observar los cambios de conducta que puedan tener ( es además recomendable hablar con los tutores)

5.       Mantener la misma estructura, límites y disciplina de siempre, pues esto les dará tranquilidad y seguridad.

6.       Apoyar las relaciones de sus hijos con la familia de su ex pareja, a menos que sean perjudiciales para ellos.

7.       No dejar que su hijo esté en mitad del conflicto, ni mucho menos que sea un árbitro.

8.       No hablar mal de su ex pareja delante de ellos.

9.       No usar a sus hijos para averiguar cosas de su ex pareja.

10.   No competir con su ex pareja por el amor de sus hijos.

11.   No refugiarse en los niños para sentirse mejor (si necesita hablar, busque un amigo, no use a los niños como confidentes).

12.   No mentirles ni engañarles, en este momento, deben saber que pueden confiar en usted.

 

Y  otra más: no dejarse influenciar por aquellos cantos de sirena de quienes (a veces con buena fe, y otras veces no tanto) tan solo desean generar tensiones que perjudican a los hijos.  

 

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha